La campaña 2017 ha llegado. ¿Qué hacer?

En Gestoría eMadrid realizamos su declaración de la Renta de 2016. El coste de las declaraciones simplificadas es de 40€ más IVA.

Solicite cita para hacer la Declaración de la renta:

1.Telefónicamente: 91 445 86 32

2.Por email indicando día y hora: info@gestoriaemadrid.com

Nuestro horario de atención al cliente:

De lunes a viernes: de 10:00 a 21:00 horas.

Abriremos también los sábados 20 y 27 de junio de 13:00 a 16:00 (Con cita previa)

 

Como cada año, llega la hora de realizar el impuesto sobre la renta de las personas físicas 2016. Lo que se conoce como “Renta”.

Cada vez más, tenemos menos tiempo para estos trámites por eso desde la Gestoría EMadrid podemos realizar este proceso para que no pierdas ningún segundo de tu tiempo. ¿Qué es lo que necesitamos?

0. El DNI/NIE.

1. La información fiscal. Proporcionada por Hacienda, en ella se reflejan nuestros datos fiscales (gastos, ingresos, rendimientos de cuentas bancarias, etc…)

2. Certificado de retenciones. Facilitado por la empresa en la que estamos trabajando, en él se recogen: ingresos obtenidos en el trabajo, retenciones aplicadas al sueldo, gastos de seguridad social…

3. Certificado de pensiones. Es enviado por la seguridad social entre Febrero y Marzo a los contribuyentes.

4. Certificado de donativos. En caso de que hayamos realizado algún donativo a una organización, dicha organización es quien debe darnos el certificado.

5. Información fiscal bancaria.

NO HAY QUE OLVIDAR QUE SE TIENE QUE ADJUNTAR MÁS DOCUMENTACIÓN EN ESTOS CASOS:

a. En caso de haber comprado un inmueble, se debe de traer la escritura.

b. En caso de haber vendido un inmueble, debe de traer junto a la escritura  la escritura de compra. Para calcular la ganancia o pérdida de la operación.

c. En caso de haber recibido una subvención, la carta donde aparezca el importe de la subvención.

d. En caso de haber dado dinero a algún partido político o sindicato. Se debe traer una carta que acredite esa cantidad.

e. Si alquilas un inmueble: Trae el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), recibo de los alquilares cobrados, factura de los gastos.

f. En caso de tener algún grado de minusvalía. Se necesita el certificado de invalidez o un documento que lo acredite.

g. Si pasas una pensión a tu hijo por requerimiento judicial, necesitamos la sentencia y los importes anuales

SI ADEMÁS DE TODO ELLO, ERES AUTÓNOMO DEBES DE TRAER LOS MODELOS 303 (IVA) Y 130.

Como puedes comprobar, realizar la declaración si requiere tiempo y papeleo. Nosotros hacemos ese trabajo desde 40 € , no dudes en contactar con nosotros y no perder tu tiempo.

emadrid post

TELÉFONO:   91 445 86 32
E-MAIL: info@gestoriaemadrid.com


 

O déjanos tus datos y nosotros te llamamos sin compromiso.

 

Alquilar la vivienda, aunque sólo sea por un corto periodo de tiempo, le dejaría sin deducción fiscal

La deducción por vivienda habitual dejó de aplicarse con la reforma fiscal de 2013, pero los contribuyentes que adquiriesen una vivienda antes de ese año aún pueden obtener dicha deducción. Este tipo de deducciones alcanza el 15% del importe satisfecho para la compra de la vivienda con un límite de 9.040 euros.

Sin embargo, la Dirección General de Tributos recuerda que la deducción que el contribuyente puede aplicarse por la compra de una vivienda antes del año 2013 desaparece en el momento que se pone en alquiler, aunque solo sea unas semanas. Esto se debe a que la normativa requiere que el propietario resida en la casa de forma permanente durante un plazo continuado de tres años.

No obstante, Tributos contempla la posibilidad de que el contribuyente pueda volver a aplicar la deducción siempre y cuando la vivienda adquiera de nuevo el carácter de habitual. Es decir, si el contribuyente alquila su vivienda y posteriormente vuelve a vivir en ella durante un plazo de tres años, puede recuperar la deducción. En cualquier caso, el beneficio fiscal se aplica a partir del primer año.

Por tanto, se abre la posibilidad al contribuyente de que éste pueda lograr un rendimiento económico de su vivienda, pero sin poder hacerlo de forma continuada ya que en ese caso se incumpliría el requisito de vivir en la vivienda durante tres años de forma continuada.

Durante los últimos años se ha intensificado la práctica del alquiler de habitaciones en la vivienda. En estos casos, el contribuyente, aun alquilando alguna habitación, puede obtener la deducción por vivienda habitual. Aunque, eso sí, la deducción debe prorratearse de tal forma que no se aplique sobre el uso reservado para la persona que está de alquiler.

Así, las rentas que obtenga el propietario por alquiler, sea de una habitación o de la vivienda al completo, deben incluirse como un rendimiento del capital inmobiliario en la declaración de la renta.

Fuente: Cincodias.elpais.com

Tablas IRPF 2017 y retenciones

Desde la campaña de la renta del año pasado, la Agencia Tributaria estableció nuevos tramos para aplicar el impuesto del IRPF. Hacienda actualiza cada año las  tablas que indican los diferentes grados de cotización en función de los ingresos.

Hay que recordar que la declaración de la renta puede hacerse de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria o por internet con el nuevo sistema Renta Web, que sustituye al programa Padre.

Las retenciones que Hacienda aplica al contribuyente funcionan de tal forma que, a mayores ingresos, mayor tramo de cotización se aplicará. También hay que tener en cuenta que para el cálculo de las retenciones no sólo cuentan los ingresos, ya que también se contempla la situación familiar de cada contribuyente.

Estos son los tramos IRPF vigentes para este año:

 TABLA TRAMOS IRPF

de a retención
0,00 euros 12.450,00 euros 19%
12.450,00 euros 20.200,00 euros 24%
20.200,00 euros 35.200,00 euros 30%
35.200,00 euros 60.000,00 euros 37%
60.000,00 euros   45%

 

Atendiendo a la información presentada en la tabla, los ingresos hasta 12.450 euros tributarán al 19%.

Por ejemplo, un trabajador soltero y sin hijos con un salario de 38.500 euros, se le aplicaría una retención del 19% en los primeros 12.450 euros; una retención del 24% hasta llegar a los 20.200 euros, un 30% de retención hasta llegar a los 35.200 euros, y un 37% al importe restante hasta llegar a los 38.500 euros del salario mencionado. Esto significa que los tramos se aplican de forma progresiva, no se aplicaría un 37% por el total de sus ingresos.

¿Cómo tributan los intereses de depósitos y cuentas?

Los intereses de depósitos y cuentas deben ser incluidos en la declaración de la renta y están considerados como rendimientos íntegros los obtenidos por la participación en fondos propios de cualquier tipo de entidad, los obtenidos de la transmisión, reembolso, amortización, canje, conversión o de cualquier clase de activos representativos de la captación o utilización de capitales ajenos así como los procedentes de operaciones de capitalización y de contratos de seguro de vida o invalidez.

También son así otros rendimientos atípicos derivados de la propiedad intelectual que no pertenezca al autor.

En cuanto a los gastos deducibles, solo lo serán los de administración y depósitos de valores negociables y cuando se trate de los rendimientos atípicos, se deducirán de los rendimientos íntegros los gastos necesarios para su obtención.

Únicamente estos últimos rendimientos netos del capital mobiliario se reducirán en el 30%, con un límite de 300.000 euros de su importe cuando tengan un periodo de generación superior a dos años.

Intereses de cuentas bancarias y renta fija

Si ha prestado dinero a algún familiar mediante un contrato privado y sin intereses a cambio, no deberá imputar ningún rendimiento.

Tampoco deberá imputar ningún rendimiento si es cotitular de una cuenta bancaria con otra persona y no genera los ingresos que constituyen el saldo de la cuenta.

Finalmente, en la transmisión de un producto de renta fija en moneda extranjera, el cálculo del rendimiento del capital mobiliario se efectúa por diferencia entre los valores de amortización o reembolso y los de suscripción o adquisición en la moneda de denominación de activo, realizando la conversión a euros según el tipo de cambio posible en el momento de la cancelación.

Fuente: Finanzas.com

¿Cómo debe hacer un trabajador autónomo la declaración de la renta?

En España hay casi 3,2 millones de contribuyentes que son trabajadores autónomos, pero no todos ellos están obligados a hacer la declaración de la renta, ya que los que ingresen menos de 1.000 euros entre rendimientos del trabajo, del capital, actividades económicas y ganancias patrimoniales pueden optar por no tributar por el IRPF.

Los autónomos no tienen la opción de confirmar el borrador de la renta, por lo que está obligados a presentar el modelo D-100, y se puede hacer de forma presencial o por internet con el sistema Renta Web.

En el caso de que un autónomo haya creado una empresa para su actividad, debe presentar el IRPF como persona física, y además, debe abonar el importe que corresponda por el Impuesto de Sociedades.

¿Módulos o estimación directa?

En cuanto a los módulos, se declaran los ingresos y Hacienda aplica los baremos prefijados de gastos y deduce los rendimientos netos, aunque la fórmula no se aplica a todas las actividades.

En el caso de la estimación directa, se toman las declaraciones trimestrales de IVA con los ingresos y gastos comunicados, con una precaución: determinados gastos se pueden imputar en el IRPF, pero no tienen IVA deducible.

¿Qué deducciones pueden aplicar los autónomos?

Los trabajadores autónomos se pueden deducir aspectos relacionados a la actividad económica, tales como materias primas, combustible, embalajes, material de oficina, salarios, seguros sociales, gratificaciones a los empleados, gastos de mantenimiento de la oficina, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el de Actividades Económicas (IAE).

En el caso de la vivienda, también se pueden deducir ciertos gastos, como la luz, el alquiler o el gas; si se señala a Hacienda qué porcentaje de los mismos son imputables a la actividad profesional. En el caso del teléfono personal, se permite “separar”  la factura en un 50% para el uso personal y el profesional.

Como aspectos no deducibles podemos destacar las sanciones o multas por no presentar a tiempo las declaraciones trimestrales o la anual, los donativos, las pérdidas por juego, los gastos que tengan que ver con paraísos fiscales o el IVA declarado trimestralmente.

Novedades

Hay algunas novedades respecto a la renta del año pasado. La primera de ellas es que el contribuyente deberá consignar la devolución de los importes relacionados con las cláusulas suelos cobrados de forma indebida por los bancos. Además, los contribuyentes que no estén obligados a presentar la declaración de la renta podrán ceder su derecho a deducciones en favor de un descendiente

Fuente: 20minutos.es

¿Cómo debe hacer la declaración de la renta un inversor bursátil?

En la campaña de la renta de este año no ha habido prácticamente cambios en cuanto a la fiscalidad del ahorro, salvo en lo que respecta a los derechos de suscripción preferente que llevan aparejadas las ampliaciones de capital derivadas de los scrip dividend (pago del dividendo en efectivo o en acciones),que tributarán de forma directa este año.

El inversor tiene que tener en cuenta que sus acciones tributarán en el momento que las venda. Dependiendo de la cantidad que tenga que declarar, tributará más o menos. Las ganancias obtenidas por la compra-venta de acciones y fondos de inversión gravan de la siguiente forma:

-Las ganancias de cantidades inferiores a 6.000 euros tributan por el 19%

-Las ganancias de entre 6.000 y 50.000 euros tributan al 21%

-Las ganancias superiores a los 50.000 euros tributan al 23%

Si un inversor en bolsa ha comprado acciones en distintos periodos de tiempo, Hacienda calcula las ganancias teniendo en cuenta las primeras que se compraron y las primeras que se vendieron. Es decir, el inversor sólo pagará por el beneficio total obtenido, descontadas las pérdidas y con cuatro años de plazo para realizarlo.

En cuanto a los dividendos, a partir del año 2015 se estableció la desaparición para las personas físicas de la exención en el Impuesto de la Renta de los 1.500 primeros euros de dividendos percibidos.

Para las personas que invierten mediante fondos de inversión, la tributación de las ganancias es la misma que en otros productos de ahorro, con tres tramos distintos. El traspaso de fondos de inversión queda libre de impuesto, es decir, hasta que no se materializa la ganancia patrimonial no se paga a Hacienda.

Fuente: Expansion.com

Deducciones por familia numerosa: ¿cómo funcionan los modelos 121 y 122?

Los modelos 121 y 122 son dos de las novedades que la Agencia Tributaria (AEAT) ha puesto a disposición del contribuyente a la hora de realizar la declaración de la renta. El modelo 121 sirve para ejercer la opción de ceder a otra persona el derecho de deducción por familia numerosa, mientras que el modelo 122 es para los contribuyentes no obligados a declarar que hayan percibido indebidamente el abono anticipado de las deducciones, ya sea total o parcialmente, para regularizar su situación tributaria mediante el ingreso de cantidades percibidas en exceso.

Modelo 121

Se puede presentar este modelo por internet o de forma impresa para poder ejercer el derecho a ceder la deducción por familia numerosa, siempre y cuando se cumplan las siguientes circunstancias:

-Que dos o más contribuyentes tengan derecho a aplicar deducciones por familia numerosa o por personas con discapacidad a cargo respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa.

-Que se quiera ceder dicho derecho en favor de otro contribuyente que aplicará esta deducción.

-Que no se hubiera ejercido la posibilidad de percibir de forma anticipada la deducción presentando una solicitud colectiva.

-Que el contribuyente que cede este derecho no esté obligado a presentar la declaración de la renta.

Modelo 122

Este modelo está disponible para los contribuyentes que no están obligados a realizar la declaración de la renta pero, sin embargo, han recibido de forma anticipada desde la AEAT alguna deducción por familia numerosa, por personas con discapacidad o por ascendiente con dos hijos separado legalmente cuyas cantidades excedan la cuantía de dicha deducción. En estos casos, el contribuyente debe presentar el modelo 122 en el plazo de la campaña de la declaración del ejercicio en el que se haya percibido el pago.

Fuente: Expansion.com

Impuesto sobre la renta para los no residentes: ¿Cómo funciona el modelo 210?

Este modelo perteneciente al impuesto sobre la Renta se aplicará a los contribuyentes sin establecimiento permanente en España. Así, deben realizar la declaración de forma separada por las rentas sometidas a gravamen.

En el modelo 210 los no residentes pueden declarar cualquier tipo de renta, ya sea por rendimientos del trabajo, por ganancias de bienes o inmuebles o ganancias patrimoniales. Recordamos que son consideradas no residentes las personas que han vivido en España durante menos de 183 días.

Además, un mismo contribuyente puede declarar de forma agrupada varias rentas que haya ido obteniendo a lo largo del año, siempre que correspondan al mismo código de tipo de renta, procedan del mismo pagador y les sea aplicable el mismo tipo de gravamen.

-Bienes e inmuebles

Por cada inmueble que un contribuyente no residente posee de uso propio, éste debe pagar anualmente el Impuesto sobre la Renta de no Residentes, y se aplicará con el tipo impositivo del 24%, aunque las personas residentes en la UE o EEE pagan con un tipo del 19%.

En relación con las rentas derivadas de transmisiones de bienes inmuebles hay dos factores a tener en cuenta. El primero de ellos es que, en caso de pérdidas, el contribuyente también tiene que presentar este modelo si desea ejercer el derecho a la devolución de la retención que pertenezca. El segundo factor es que, cuando el inmueble que se transmite es de titularidad compartida por dos cónyuges, ambos no residentes, únicamente se puede presentar una autoliquidación.

Las rentas derivadas de transmisiones de bienes inmuebles están sometidas a gravamen, y la ganancia se determina por diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición.

La ganancia resultante de la transmisión de bienes inmuebles se determinará según varios factores:

-En el caso de transmisiones producidas desde el 1 de enero de 2015 hay que diferenciar entre el régimen general y el transitorio. En el primer caso, debe constarse el mismo importe de las operaciones realizadas, aunque puede haber exención parcial del 50% de las ganancias patrimoniales obtenidas en caso de inmuebles urbanos adquiridos a partir del 12-05-2012 y hasta el 31-12-2012; o también puede aplicarse una exención por reinversión en vivienda habitual en el caso de los contribuyentes residentes en la UE o el EEE.

En cuanto al régimen transitorio, se aplica si el transmitente es una persona física que adquiere un inmueble  con anterioridad al 31 de diciembre de 1994. Para estos casos hay que determinar si se puede aplicar una reducción a la ganancia, y si no es posible hay que constar el mismo importe de la ganancia. También es posible aplicar las exenciones antes citadas.

-Con las transmisiones producidas hasta el 31 de diciembre de 2014 también hay que establecer diferencias entre el régimen general y el transitorio. En el régimen general, tanto en el caso de las entidades (cualquiera que sea la fecha de transmisión) como en el de las personas físicas (si el inmueble se ha adquirido a partir del 31 de diciembre de 1994), la ganancia debe coincidir con la diferencia entre el importe del valor de transmisión y el del valor de adquisición. Sin embargo, se puede aplicar una exención parcial del 50% de las ganancias patrimoniales derivadas de la venta de inmuebles urbanos situados en España que hubiesen sido adquiridos a partir del 12 de mayo de 2012 y hasta el 31 de diciembre de 2012.

El régimen transitorio es aplicable exclusivamente si el transmitente es una persona física que haya adquirido el elemento patrimonial con anterioridad al 31 de diciembre de 1994. Así, la parte de la ganancia patrimonial generada con anterioridad al 20 de enero de 2006 sería susceptible de reducción. La ganancia será el resultado de restar del importe la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición.

Inmuebles alquilados

En el caso de los inmuebles alquilados por no residentes, también deben ser declarados mediante el modelo 210. Los contribuyentes no residentes que acrediten su residencia fiscal en otro estado de la UE o la EEE y que alquilen inmuebles en España, pueden pagar el Impuesto sobre la Renta (del 19%) sobre el rendimiento neto, y no sobre el alquiler bruto. Estas personas pueden descontar todos los gastos derivados del inmueble. En cambio, a los arrendadores que no residan en la UE o la EEE se les aplica un tipo impositivo del 24%.

En el caso de que un inmueble haya estado alquilado parte del año y otra parte del año haya estado a disposición de su propietario, se declararían dos tipos de rentas: las rentas derivadas del alquiler (brutas o netas los residentes de la UE) y la renta imputada en función del tiempo de uso propio.

Fuente: Agencia Tributaria