¿Cómo se aplican los impuestos negativos en la declaración de la renta?

Los impuestos negativos son las ayudas sociales que benefician al contribuyente en el impuesto sobre la renta de las personas físicas. El término de “impuesto negativo” viene dado porque este tipo de deducciones pueden superar el importe de las retenciones por IRPF.

 Este tipo de impuestos sirven de apoyo a las familias numerosas, familias con miembros con discapacidad a cargo o familias monoparentales. Hasta la última reforma fiscal sólo había ayudas por madre trabajadora con hijos menores de tres años.

Las ayudas por el impuesto negativo se pueden obtener de forma anual, cobrando 1.200 euros, o bien mes a mes, ingresando la cantidad de 100 euros. En el caso de las familias numerosas de categoría especial, la cantidad de la deducción asciende a los 2.400 euros. Las deducciones de este tipo son acumulables y compatibles entre sí, salvo la de la familia numerosa y la de familia monoparental con dos hijos.

Es preciso que para poder aplicar la deducción por hijo con discapacidad el hijo tenga su propio NIF y que no obtenga rentas superiores a los 1.800 euros si éste presenta su propia declaración, o a 8.000 euros si no lo hace. Estos mismos límites de renta se aplican para los ascendientes.

Otra de las novedades es que la Agencia Tributaria ha puesto a disposición los modelos 121 y 122 para que los contribuyentes que no estén obligados a presentar la declaración puedan ceder su deducción a otro beneficiario.

Fuente: finanzas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s