Los gastos educativos son deducibles

Sofía Plaza

¿Sabías que puedes deducir en tu declaración algunos gastos de la educación de tus hijos? Aunque solo se pueden aplicar estos gastos aquellos padres o ascendientes (tíos, abuelos…) que convivan con los hijos en edad escolar. Siempre teniendo en cuenta los siguientes puntos para no cometer errores.

Si el matrimonio ha decidido no hacer la declaración conjunta, sino que cada uno la hace por separado y no están separados por lo que el hijo/a convive con los dos, se dividirá la cantidad total de deducción en partes iguales para reducirla en la declaración de cada uno. Si están separados solamente se reduce el que conviva con el hijo/a. Las becas o ayudas se deben restar en su totalidad al importe deducible.

Los porcentajes de deducción aplicables serán los tres siguientes:

El 15% de los gastos de escolaridad. Solamente se aplica en los colegios privados, ya que se entiende que en los colegios públicos y concertados la enseñanza es ‘gratuita’. En este tipo de colegios el límite aumenta a los 900 euros en vez de los 400 que deducen los colegios públicos o concertados por gastos de idioma o vestuario.

Dentro de estos gastos no entran el comedor, el transporte, los libros de texto… es decir no se pueden incluir a la hora de contabilizar las deducciones por educación.

El 10% de los gastos de enseñanza de idiomas. Se incluyen los gastos derivados de centros oficiales en la enseñanza de idiomas, bien sean actividades extraescolares o academias y centros oficiales.

El 5% de los gastos de adquisición de vestuario de uso exclusivo escolar. La cantidad a deducir no excederá de 400 euros por cada uno de los hijos o descendientes que generen el derecho a la deducción por gasto de enseñanza de idiomas o vestuario.

¿Quién puede aplicar esta deducción?

Solo tendrán derecho aplicar esta deducción aquellos contribuyentes cuya base imponible (general más ahorro) junto con la de los demás miembros del piso no supere:

El número de personas que viven bajo el mismo techo x 30.000 euros.

Es decir si en total la base imponible de los que viven en la casa es 29.000 y existen dos hijos escolarizados, la multiplicación seria la siguiente: 30.000×4=120.000. Como 29.000 no supera esa cantidad, esta familia podría deducir los gastos de educación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s